Páginas

martes, 30 de marzo de 2010

¿Tienes conocimiento?



Hasta el 19 de abril permanecerá abierto el plazo de inscripción de los equipos que deseen participar en el Concurso Cultural para Jóvenes “¿Tienes conocimiento?” que convocan el Consejo Local de la Juventud y la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Bailén.

Como en ediciones anteriores, los equipos han de estar formados por un mínimo de 5 jóvenes bailenenses de entre 14 y 30 años de edad, quienes se enfrentarán en eliminatorias hasta llegar a la final. En cada uno de los enfrentamiento los dos equipos tendrán que contestar 25 preguntas de temática variada, desde cultura general, preguntas de actualidad, sobre Bailén, etc., para lo cual dispondrán de 45 segundos, ganando aquel que consiga mayor número de aciertos.

Los premios establecidos consisten en un viaje valorado en setecientos euros para el equipo que se proclame ganador y una cena en un restaurante bailenense para los componentes del equipo que pierda la final.


CONCURSO CULTURAL PARA JÓVENES ¿TIENES CONOCIMIENTO? (IX)

BASES

  1. Podrán participar en este Concurso todas las personas residentes en Bailén que lo deseen, siempre que cumplan los requisitos que establecen las presentes Bases.
  2. L@s participantes deben tener fecha de nacimiento entre el 22 de mayo de 1979 y el 24 de abril de 1994.
  3. Los equipos estarán formados por un mínimo de 5 jóvenes y un máximo de 7, siendo cinco l@s que participarán en cada enfrentamiento, de l@s cuales un@ será el/la portavoz. La formación de los equipos no podrá variar a lo largo del concurso.
  4. Para que un equipo pueda participar en cualquier enfrentamiento deberá estar formado por 5 de sus componentes. En caso contrario se le dará por perdida la eliminatoria.
  5. El concurso consistirá en el enfrentamiento entre los equipos inscritos, mediante la resolución de 25 preguntas que formulará a los dos equipos al mismo tiempo el/la conductor/a del concurso, que versarán sobre cualquier materia de cultura general, asuntos de actualidad, relativas a Bailén, etc., o realización de cualquier prueba relacionada con estos temas que se estime conveniente. Será proclamado vencedor el equipo que consiga responder acertadamente al mayor número de preguntas.
  6. En caso de empate en el número de aciertos, para determinar los equipos vencedor y perdedor de cada enfrentamiento, se celebrarán desempates formulándose una misma pregunta a los equipos empatados hasta deshacer el empate, repitiéndose el proceso en caso necesario.
  7. Cada equipo contará con 45 segundos para contestar la pregunta que realice el/la conductor/a del concurso, salvo que sea necesario más tiempo para la contestación a criterio del/la propi@ conductor/a.
  8. El sistema que se seguirá en este concurso será el de eliminatoria, quedando eliminado el equipo perdedor de cada enfrentamiento, pasando a la siguiente fase el equipo vencedor. El cuadro de eliminatorias se establecerá mediante sorteo público entre los equipos inscritos que se llevará a cabo el día 21 de abril de 2010, a las 20:30 horas, en la Casa de la Juventud.
  9. Es establecen los siguientes premios: para el equipo vencedor de la final, un viaje de fin de semana para l@s componentes del equipo valorado en 700,00 euros, y para el equipo perdedor de la final, una cena para sus componentes en lugar que determinará la Organización.
  10. Las inscripciones se realizarán en la Casa de la Juventud hasta el 19 de abril de 2010. Las inscripciones irán acompañadas de una fotocopia del Documento Nacional de Identidad o documento equivalente y el original del mismo, que acredite los datos de tod@s l@s componentes del equipo.
  11. Las fechas probables de celebración de los enfrentamientos serán las de los fines de semana comprendidos entre el 24 de abril y el 22 de mayo de 2010, si bien estas dependerán del número de equipos inscritos.
  12. La Organización se reserva el derecho de variar aquellos aspectos que considere oportunos y necesarios para un correcto desarrollo de la actividad.
  13. La participación en este concurso implica la total aceptación de las presentes bases.

domingo, 28 de marzo de 2010

PREGÓN DE LA SEMANA SANTA DE GUARROMÁN a cargo de Manolo Ozáez

PREGÓN SEMANA SANTA DE GUARROMÁN 2.010

Por NICOLÁS MANUEL OZÁEZ GUTIÉRREZ (Asesor Laboral y Fiscal. Secretario de la Asociación Histórico Cultural General Reding y de la Asociación Cultural Caecilia. Escritor. Director de la revista BAILÉN INFORMATIVO. Colaborador de COPE JAÉN y de diversos medios de comunicación).

Como es de rigor, comenzaré con un Ilustrísimo Señor Alcalde de la Nueva y eterna Población de Guarromán, Ilustrísimas autoridades civiles y eclesiásticas, amabilísima concejala de Cultura, excelso Cronista de Guarromán y presidente del Seminario de Historia y Cultura Tradicional “Margarita Folmerín”, Hermanas, Hermanos Mayores y Camareras de las distintas Hermandades y Cofradías de Guarromán, señor Presidente y miembros de la Peña Flamenca “Fuentecilla”, componentes de la banda de música, madre, amigos y vecinos de Guarromán.


Quiero iniciar esta singladura, especial para mí por la intensa carga emocional que conlleva con una sola palabra: GRACIAS. Hace apenas un mes no podía imaginarme el alto honor que se me iba a dispensar al elegirme como Pregonero de la Semana Santa de Guarromán, ciudad que he de confesar llevo en el corazón desde hace más de veinte años, por amistad y por profesión, vinculándome a sus vecinos, más si cabe, tras la concesión en el año 2008 del título de Colono de Honor, precisamente en un año mágico pues se conmemoró en mi ciudad, el Bicentenario de la Batalla de Bailén, en el que participé activamente desde la perspectiva cultural.


Dicho esto me vais a permitir una licencia literaria:

“Corría el día dieciséis del mes de julio de 1.808, la villa de Guarromán se hallaba ocupada por los Coraceros franceses. En el ambiente se adivinaba tensión, pues los gabachos, sin permiso real ni de la alcaldía, se alojaron en nuestras casas, los oficiales y generales en el Palacio del Intendente; comieron nuestras viandas, bebieron nuestro vino y, en ocasiones, forzaron a doncellas de aquestos lugares. En el camino real tomaron para sí el pósito de labradores y en él apilaron, no solo grano y víveres, sino también pólvora y munición, estando de continuo vigilado por una guarnición imperial. Pedro Prados Conejero, de la Hermandad de “los blancos” el día de antes había propuesto que se procesionara por las calles de la villa a la Virgen del Carmen, pues la sequía diezmaba nuestros campos y hora era de rogar por el agua bendita. Prosiguió que bien estaba que tomaran los usurpadores nuestra hacienda, nuestros frutos, nuestro ganado, pero nunca nuestras costumbres y creencias. Antonio García Nicar, “morao” como el que más, había apoyado la moción y, en un alarde de arrojo añadió que se entonaran canciones de temática religiosa, que tanto encrespaban a los gabachos, pues era de todos conocido su anticlericalismo. José López Gómez ofreciose para interpretar una saeta, un campanillero o una seguiriya, que aunque no estemos en abril y con Cristo ya resucitado, la situación obliga a cantar lamentos y quejíos. Lorenzo Moreno Ruiz, cofrade de Santa Ana, dice que la provocación al francés podría traer fatales consecuencias para la villa, por lo que, si bien está conforme en salir con la imagen a la calle, procúrese hacer menos trágica la estación y soltarse los amigos de la “Fuentecilla” con menos martinetes y corríos y más temporeras y peteneras, sin pretender que sean fandangos ni tientos, Dios le libre, amén de pedirle, dijo, permiso a doña María del Carmen Martínez, custodia de la imagen.

A la puesta del sol, cuando la luz del cielo es escasa y comienzan a encenderse las velas de las casas y de la calle, abre las puertas de la Parroquia de la Inmaculada Concepción la guardesa Luciana Condes Muñoz, bajo la siempre atenta mirada del erudito Suárez Gallego, y con el sonido rítmico y acompasado de los rezos del rosario, aparece la imagen de la Virgen del Carmen, que vino a cruzarse en comitiva con la que traía herido de muerte al general de los coraceros franceses Jacobo Gobert; con la frente vendada y un reguero de sangre, también de muerte, por la camisa. Los imperiales, que huían del sitio del río Guadalquivir en Mengíbar, rotos, en silencio, cariacontecidos, lamentaban la suerte de su jefe y de muchos compañeros de armas, pero algunos guarromanense, patriotas apasionados, vinieron a proferir en gritos contra el abatido destacamento, distinguiéndose por su fragor la voz prominente de ¡Viva la Virgen del Carmen!, surgida de la garganta de Francisco Villar Corral, hermano de “La Borriquilla”, o la más exaltada de ¡Muerte a los gabachos! de la “negra” hermana del Santo Entierro, Enriqueta Gómez Avi. Un nutrido número de fieles, formado por familias de todas las clases sociales: los Morís, los Moreno, los Llopis Rojano, los Alcaide Noguera, los Moreno Blázquez, los Jiménez Parra, y así hasta completar dos centenares, acompañaban a la Virgen, todos con un mismo corazón, como pedía la iluminada penitente Isabel Santamaría.

Entre murmullos y rogativas, entre plegarias y jaculatorias, se alzaban las voces inquietas, las protestas, la reivindicación contra los galos de que mudaran sus aposentos, de que abandonaran su guerra, en definitiva, de que huyeran de Guarromán, y de toda España, pues no le íbamos a dar tregua, como entonaba el agricultor Benjamín Moreno. Fue entonces cuando varios capitanes de coraceros ordenaron arremeter contra el gentío, convirtiendo la estación de penitencia en una suerte de escaramuzas por toda la villa, tumultos, griterío; temiendo los feligreses por la suerte de la imaginería. El propio párroco, don José Manuel Guerrero, conocedor de que entre el gentío había más de un bandolero, hubo de interceder ante los soldados para evitar ejecuciones sumarísimas que hubieran enturbiado más aún el enrarecido ambiente y las relaciones entre los invasores y los invadidos. “.

Tras este relato, que incluyo como una licencia que a mí mismo me permito, como si de un descanso protocolario se tratara, y con el cual procuro el alimento necesario para mi espíritu inquieto, ruego continuemos con el pregón, si os parece.

La duda que albergaba este humilde pregonero, no era ya cómo superar, sino como igualar la versada oratoria del investigador, cronista y académico Don Enrique Gómez Martínez, pregonero del año 2006; o expresar gráficamente, cual imagen en la retina, la altura de conocimientos artísticos de don Francisco Javier Ruiz Abel, escultor, pintor, licenciado en Bellas Artes. Resultaba una temeridad por mi parte. Para colmo de desventuras, me topo con el pregón de la doctora Adela Tarifa Fernández, académica de las Reales de la Historia de Córdoba y de Málaga, trabajo de una profundidad histórica tal que sentí, lo confieso, vértigo intelectual y una sana envidia por cuanto no se trata de un simple pregón al uso, sino una tesis de vuestra Semana Santa, perfectamente publicable en papel cuché y con profusión de citas y detalles a tener en cuenta. O el trabajo del pregonero del año 2007, don Juan Mengíbar Sevilla, investigador de temas marianos y de la Pasión en toda su extensión, que a buen seguro os deleitó con una narrativa poética de temas religiosos de los mejores vates de nuestra literatura, sin olvidarme del apasionado pregón de Santiago Villar Corral.

Era una temeridad, pero también una presunción por mi parte, batirme en los ruedos literarios con doctores, investigadores, artistas y filólogos, como el mismo don Alfonso Jesús Rizo Rodríguez, que pregonó la Semana Santa del 2.003. Cedí. Renuncié a elevar mi voz por encima de sus figuras, abdiqué de una suerte de locura pasajera que me llevara al cielo de la mística y la retórica. Desistí.

¡Sí, desistí!

Ojeaba el periódico JAÉN del día 12 de marzo cuando me topé de bruces con una cita de Espido Freire en el Ciclo Letras Capitales de la Biblioteca de Jaén, que decía: “La única forma de escribir bien supone desprenderse de la emoción. Nuestra emoción no importa, importa la de la persona que nos vaya a leer”. Leí la cita una y otra vez. Por delante, por detrás, de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda. De todas las formas posibles, y llegué a la conclusión que mi pregón, de hacerlo, debería ser distinto: literario, directo, entendible, emotivo. Y me sugerí, frente a lo que defendía Espido Freire que “la única forma de escribir bien supone no desprenderse de las emociones. Que nuestra emoción sí importa, como la de aquellas personas que nos van a escuchar”. Y en ese momento comencé a ver la luz del Pregón de la Semana Santa de Guarromán del 2.010. Rebusqué entre algunas de las Antologías poéticas en las que he colaborado y encontré un poema de mi libro “Monografía de la Discordia” imaginado en los albores de la década de los 80, por título “UNOS OJOS DE CRISTAL ME MIRAN”, y que ahora me permito leeros, pues fue revelador en aquel instante:


“Unos ojos de cristal me miran
y… yo los miro a ellos.
Unos ojos que son estelas
arrancadas al mar de juguete
de una postal.

Ojos que ven y que sienten lo que les rodea;
ojos que comienzan a soñar;
ojos que besan el sol de cada día
con la ayuda de un suave viento nómada.

¿Miran al infinito?
¿Qué buscarán?:
miles de preguntas tengo en mi mente.
Una es clara, otra oscura, otra es azul.
Y una música que me susurra a los oídos
canciones y palabras para enamorar a una hada
con ojos de cristal.”


De ahí, de las emociones, debía nacer mi pregón, o tal vez mejor decir relato. De las vivencias, de los sabores, de los olores, de las sensaciones que la Semana que llamamos Santa, la de Pasión nos deja año tras año: el recuerdo de toda una vida.

Evocaba en mi mente a un niño de tres años asomado a las cuatro de la mañana por el hueco de la ventana de su casa, en la calle Merced Alta, esperando el paso sereno y acompasado de Nuestro Padre Jesús Nazareno, “El Abuelo”, al que le confieso devoción más allá de lo inimaginable. Mi padre sosteniendo el menudo cuerpo de su tercer hijo, aún somnoliento, y recibiendo, bautismal, una tras otra, las contenidas lágrimas saladas surgidas de su rostro y que mi nuca embalsaba. Los ahogados gritos de los penitentes en procesión desde la Iglesia de la Merced, cantón de Jesús, Plaza de Santa María, calle Maestra, hasta embocar misteriosamente en la calle Doctor Fleming de Guarromán, continuando por Jaén, Alcocer, La Paz, Linares y el Encuentro con María en la avenida de Andalucía entre vivas y llantos, sobre los hombros de los costaleros. Estos, con sus cuerpos doloridos y en algunos casos amoratados, bendecían el calvario del esfuerzo, pues durante un año habían ansiado besar el rostro despejado de su Jesucristo. Amenazaba lluvias el cielo, por lo que hubo que guarecerse del rigor del tiempo en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de nuestra villa.

Fantaseaba proyectando el momento de la salida del Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora de los Dolores desde la Iglesia de San Juan, en la ciudad del Santo Reino, cruzando campos de olivos, los frondosos huertos familiares, atravesando el caudaloso Río Guadalquivir en el término de Mengíbar, pues este año había sido excesivamente generoso con el agua caída del cielo. A mitad del camino, parada y fonda en la Ermita de la Virgen de los Dolores, en la ciudad de Bailén. Repuestos los ánimos continuar trayecto hasta la vecina Guarromán, donde alcanzaba la calle Iglesia, girando hacia calle Linares, calle Jaén, el Grupo Escolar, Jardines, Mercado, Nueva y Cervantes, viniendo a encerrarse en nuestra antigua iglesia del siglo XVIII, junto al edificio del Ayuntamiento.

Y en este punto del pregón, como hicieran en mis sueños los pasos procesionales de penitencia en su viaje imaginario, haremos un alto en el camino con parada y fonda y os leeré un poema que dediqué a la Virgen de la Soledad, contenido en la Antología “Exaltación a la Virgen María”, publicado en el año 2.000, y titulado


“LA MANO AL CORAZÓN”:

“Pongo la mano en mi corazón:
se llena de las emociones aprendidas.
De niño recuerdos; de joven misterios;
de adulto los sueños y una historia.

Susurrar ni tan siquiera, la gloria esquiva.
Volar, lo que es volar, nunca vuela.
Ignoró la mar, dolor en cada esquina
de su vida. No vio el mar.

Pero… -¡siempre un pero!- conoció las sonrisas.
Jugó joven y, demasiado joven,
oteó las altas cimas de las almas, heridas.
Pobló de cicatrices su cuerpo, bello,
y acaso el silencio del olvido.

Mil nombres le oyeron, a la luz y la luna:
cien rostros de madera, hierro, aceituna.
Morena, pálida, oscura, radiante, terruna;
triste, alegre, pensativa, lágrimas por las mejillas.

¿Conocimos realmente el dolor de sus entrañas?,
¿su sentimiento de madre frente a un hijo
cautivo de la muerte, de la cruz?”.


Era un día de fiesta en mi pueblo, probablemente en todos los pueblos de España, pues Jesús, a lomos de una borriquilla entraba sereno, con rostro distante pero a la vez alegre, en la villa y en nuestros corazones. Salimos a recibirle vestidos de hebreos, como en la época, trasladados de un tiempo pasado a este momento, batiendo palmas y ramas de olivo que depositábamos a sus inmaculados pies. Los más informados sabíamos que venía como Salvador, como rey de reyes, aunque un rey que gobernaba en las cosas sencillas y humildes, porque sencillo era hablar de AMOR, o de IGUALDAD, o decir que “TODOS ÉRAMOS HERMANOS”; susurrarnos al oído palabras entonces revolucionarias como PAZ, o como LIBERTAD, y hoy consagradas al acerbo de los justos. Todos corríamos a contemplar su rostro infinito movido al compás simétrico de la música de la banda de cornetas y tambores de Guarromán. Entraba triunfante por la calle Iglesia, a lomos de una burra prestada. Atravesaba en mis sueños una ciudad que yo imaginaba en mi delirio y que se llamaba o podría llamarse Guarusalén, mitad de aquí, mitad de allí; mitad de ahora, mitad de siempre.

Como en un regate celestial, aparecía de nuevo por calle Nueva, Cervantes, carretera, y, apenas a un metro de mi aliento, giraba su cuerpo para ofrecerme contemplar su hermoso equilibrio, sus ojos que se tornarían en lamento.

Con su gloriosa entrada en el templo, superado ya el adviento, se iniciaba una semana que los cristianos sabíamos intensa. De la alegría que acompañaba la llegada de Jesús de Nazaret a Guarromán pasaríamos al desconsuelo de su prendimiento, a la amargura de su terrible Pasión en aquesta lejana Jerusalén. La melancolía de su Muerte y su posterior Resurrección.

Otros, caso de mi amigo Perea, estimaban que la liturgia comenzó en Cuaresma, pues durante 40 días nos preparábamos en penitencia para reforzar nuestra fe. Cada cual, pensé yo, portaba su cruz desde distintas fechas del calendario cristiano y por diversos motivos inconfesables a nuestro somero entendimiento.


En ese preciso instante en que nuestro pensamiento, nuestros recuerdos y el sentimiento colectivo giraba en torno al Hijo de Dios, como premonición, me acordé de un poema que dediqué a un Jesús entre sabio y humano en 1.997, en la colección de libros Federico Mayor Zaragoza, titulado

“UN JESÚS DE METRO ESCASO” que os leo:

“A través de los ojos de mi hijo contemplo el rigor del invierno, el estío del verano, la ingravidez del silencio desde el lamento del atardecer.

Sus ojos marean y a la vez pleamar, quizás un tanto de resaca marina.

Y encandilado con las laderas de los picos de su barbilla escalar a su pensamiento y sus ideas cuando con ojos de ratón me mira y no me dice nada ¡el tuno!

Ahí empieza mi amor a Jesús. En ese instante. Ahora mismo. Ya.

Siempre creí en Jesús por sus actos. Por la expresión quieta de tantas uniformes y a la vez caóticas esencias. Por la sonrisa de un niño de cuatro años apenas cumplidos.
Por la forma en que ocupan nuestros corazones y les entregamos nuestras vidas: ¡como si tuviéramos bastante con aguantar la rabia pecadora!

Pudimos perdonarlo y perdonarnos, consentir su compañía y enseñanzas: evidentemente nuestro mundo sería otro mundo, quizás anatómico y conformista, sublime y paradisíaco, quizás cuadrado, quizás un cono enfilado hacia el universo y sus otros mundos diametrales.

Prefiero soñar/pensar una nueva venida a mostrarnos las soluciones a los enigmas presentes y futuros; a permitir el amor que tanto rehuimos;
a hacer un balance estadístico de 2.000 años de enfrentamientos y asesinatos (cometidos o consentidos); a desterrar odios, hambre, guerras y terrorismos. Tal vez nos lea la cartilla uno a uno, cientos a cientos.

Pero yo sigo viéndolo en los ojos pleamar de mi hijo que miran a su infinito en otra realidad virtual distinta a la mía, en otro mundo, probablemente más humano y menos competitivo.

Jesús es su otro amigo, aquel al que azotaban los romanos mientras arrastraba una cruz a las espaldas, me decía.
Y no entendía que hubiera alguien que le lastimara y golpeara sin motivo. Para él no existía un motivo, sencillamente las cosas ocurrían.

Mi hijo no es Jesús… ¡creo!”

Mira por donde, en este pregón de la Semana Santa de Guarromán, del que eludiré las citas a pie de página, pues todo pretendí que fuera cosecha propia, he huido intencionadamente de evocar personajes y pasajes que recuerdan la prolífera historia de la Ciudad de Guarromán. He pasado por alto nombrar al Intendente Pablo de Olavide, he omitido una referencia a la anécdota de Turubi, he soslayado al tramposo asentista bávaro Johan Kaspar de Thürriegel y a su no menos pícara esposa. Habréis notado que se ha omitido adrede lo de martillear de continuo los vocablos “Nuevas Poblaciones, Colonos, Nuevas Poblaciones” que define vuestros comienzos. No se habla de las estribaciones de Sierra Morena, de su pasado minero, ni del río Guadiel que lo vertebra. Que ignoro, a ciencia cierta, los pasteles de González Ferrer, el polígono de Guadiel, los núcleos de Martín Malo, de Aldea de los Ríos, de la Mesa y de la Aldea de Zocueca, sobre la que al final volveremos.

Muchos se preguntarán, no es de extrañar, pues hasta yo mismo me lo pregunto, cómo es que el pregonero se salta hablar de nuestros primeros colonos, de los antiguos bandoleros que habitaron estos parajes, o, al tratarse de la Semana Santa obviar la costumbre de las pipirranas y los Pintahuevos. Delito mayor sería aún no relatar, ni tan siquiera de pasada, nuestra Romería de San Isidro, o la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, patrón de la villa. O el festivo día de “La Pura”, la Inmaculada Concepción, patrona de Guarromán, y que procesionan las mujeres solteras de la localidad todos los 8 de diciembre. Muchos se lo preguntarán y, ya digo, hasta yo mismo me lo cuestiono, ¿cómo es que omite alusiones a nuestra cultura y a nuestras fiestas? ¿Será porque otros pregoneros ya las narraron anteriormente, con profusión de detalles, citas y referencias?, o tal vez porque las páginas de su Cronista Oficial, don José María Suárez Gallego, están tan cuidadosamente ilustradas que nos da, lo confieso, un tanto de vergüenza torera el bañarnos en dichas aguas, propiedad del audaz investigador local. Sea lo que fuera, pensara lo que pensase el auditorio, otros vendrán que a buen seguro mejor lo ilustrarán, pues doctores tiene la iglesia de la historiografía… terreno en el que me cuesta sobreesfuerzo deambular y en el que suelo pisar con frecuencia arenas movedizas.

Pero también hubo quien leyó estos párrafos anteriores y me comentó que sin quererlo y sin desearlo, en ellos se mencionaban, aunque de pasada, la mayor parte de los episodios e historias que ocurrieron en este pueblo, o al menos las más destacadas, que no todas.

Lo cierto y verdad es que, a pesar del terror que pudiera tener en un principio a la responsabilidad de pregonar en Guarromán la Semana Santa del 2010, el miedo a los ojos críticos de los compañeros y de los amigos, y el respeto que me produce la celebración de la Pascua y de la Semana Santa, a estas alturas del pregón considero que se ha culminado tal encargo. Con mayor o menor éxito, más proclive a la literatura que al ensayo histórico, más fresco, más abigarrado, más juicioso o alocado, como ustedes gusten, pero en cualquier caso, alcanzado el objetivo de intentar pregonar entreteniendo, pues al fin y al cabo es una de las funciones que nos imponemos en este estrado, tal vez la otra sea la de ilustraros.


No obstante, para cerrar este documento, con vuestro permiso, y dado que Bailén, de donde provengo, y Guarromán, donde me tengo, comparten cada año, el último fin de semana de septiembre, la tradicional Romería de la Virgen de Zocueca, en vuestro término municipal, pero en nuestro ideario de emociones, me vais a permitir que grite ante todos ustedes un sonoro ¡VIVA LA VIRGEN DE ZOCUECA!, y por supuesto un ¡VIVA GUARROMÁN!.


Muchas gracias.
Manolo Ozáez, marzo de 2.010

BAILÉN EN CRISIS. Publicado en el número 104 del BAILEN INFORMATIVO

BAILÉN EN CRISIS
Por Manolo Ozáez


Comenzaré diciendo que esta es una opinión más de las que se vierten y se seguirán vertiendo, no la única, acerca de los hechos que motivan la actual crisis. Que probablemente determinados sectores no compartirán la opinión de este escrito por sus convicciones ideológicas, económicas o sociales, algo con lo que de principio ya contábamos, de ahí el interés de que todas las opiniones y pareceres se manifiesten y se publiquen, pues a buen seguro obtendríamos una imagen más real, menos distorsionada, de la exacta situación que vive nuestro pueblo, inmerso en esta grave crisis que padece el país, y que en Bailén, por mor de las condiciones socioeconómicas y políticas locales, se hace especialmente virulenta.

La segunda parte de la década de los noventa y los primeros siete años del 2.000, supusieron para Bailén un despegue económico inimaginable, consecuencia del desarrollo del sector inmobiliario a nivel nacional, que algunos llegaron a pensar que se había consolidado en un modelo que se perpetuaría en el tiempo. Los empresarios de Bailén decidieron apostar con fuerza por la tecnificación y la especialización en sus productos, accediendo a préstamos y a financiación ajena en ocasiones, lo que permitió que los materiales producidos en nuestras fábricas, y que nuestra ciudad, se convirtiera en una referencia de peso para el sector de la construcción. Se movía dinero a toneladas, así que imagínense en ladrillos. Los bancos y entidades financieras llamaban a las puertas de los empresarios del sector, a los de cualquier sector, a cualquier puerta, invadidos por una desbordada pasión de conceder créditos a cualquiera, en cualquier lugar y sin las garantías mínimas. No deja de ser curioso cómo ha cambiado el panorama de entonces a ahora en cuestión de financiación, ¿no les parece? Algunos afirman que cuando se supere la situación actual, se debería recordar a las entidades de crédito su papel en esta crisis y su apoyo de vergüenza a la recuperación no ya de Bailén, sino de todo un país, pero eso es música de otro cantar.

En aquella época de esplendor y abundancia, infinidad de empresarios de Bailén se decidieron a recolocar activos en otros sectores, como la agricultura, el comercio o la restauración, diversificando una parte mínima de su riesgo. Otros excedentes se ubicaron en valores inmobiliarios mediante la adquisición de locales comerciales, suelo urbano, suelo industrial, naves construidas, edificaciones y otros bienes, no ya solo en la comarca, sino, y principalmente, en la costa, o en grandes metrópolis del centro y del sur de España. La mayoría de las grandes empresas de la construcción de Bailén decidieron dar un salto cualitativo, y comenzaron a construir en el litoral malagueño, lo que les supuso a breve plazo excelentes beneficios.

El crecimiento exponencial de la construcción en la costa, por la llegada de los euros y las libras esterlinas del inversor europeo en busca del sol, del buen tiempo, de la diversión y de los precios competitivos, sumada al excelente nivel adquisitivo del español de clase media, que se lanzaba a la compra de apartamentos en zonas de sol o de montaña, al precio que fuera, y con un banco detrás respaldando la operación; o el incremento, medido en elevadas grúas salpicando el horizonte de las grandes ciudades, y otras no tan grandes, nos hacía pensar que la gallina de los huevos de oro duraría y duraría… y duraría otra década más… o quién sabe cuánto tiempo más. Como es lógico, el resto de la industria, el comercio, el consumo, la hostelería, el sector primario, el turismo, y, si me apuran, las cuentas de las Administraciones Públicas, se movían al son de la flauta del Hamelin de papel que es la economía del ladrillo.

Todo era de color de rosa. Empresarios jóvenes e inexpertos establecían pequeños comercios textiles, de calzado, de bisutería, de regalos, y de actividades varias, consiguiendo de inmediato el suficiente éxito para estabilizar su vida y prever que el futuro se les antojaba fácil. Cualquiera podría acceder, sin demasiado esfuerzo, a ser emprendedor y disfrutar de las mieles del consumismo desaforado, materializado en potentes vehículos, casas adosadas, apartamento en la playa y una frenética actividad social exenta de red de salvamento.

Nada más lejos de la realidad. Todos sabíamos, aunque algunos se negaban a reconocerlo, que todas las macroeconomías, que los mercados de inversión, que los flujos de liquidez y el consumo, se mueven por ciclos inexorables; ciclos en los que podemos intervenir para alargar o disminuir en ocasiones, pero nunca impedirlos: al final terminan por producirse. Y eso es lo que, en definitiva, vino a ocurrir: los mercados se colapsan, se satura la producción, el consumo se resiente, las entidades financieras de crédito, en previsión de un aumento considerable de la morosidad, dejan de conceder créditos a las empresas y a los particulares y, en consecuencia, deviene la debacle. Es, como dicen los mayores, la pescadilla que se muerde la cola. Si se congela el flujo del dinero se paraliza la actividad comercial e industrial, se penaliza con los despidos masivos a los trabajadores, con lo cual aparece en una segunda etapa un nuevo aumento en la morosidad, no ya de las empresas, sino de las clases medias trabajadoras, y las cuentas de la Administración se disparan sosteniendo el entramado de prestaciones sociales que se idearon unos y otros en la época del despilfarro y de las vacas gordas. De principio se salva el sector de los funcionarios públicos, que a pesar de ser hasta cierto punto elevado con respecto a la media europea, no deja de tener un peso relativo en cualquier economía. Tampoco se nos pasa desapercibido el incremento de vocaciones para funcionarios que se dan en el nuevo escenario social, huyendo de la inestabilidad que supone convertirse en empresarios o en trabajadores con contrato temporal.

Era inevitable comentar, aunque someramente, el marco de la situación económica nacional e internacional, en la que por supuesto no pretendo profundizar, pues no es motivo de este artículo, y otras doctas plumas analizarán con mayor rigor, si bien era necesario puntualizar, como se ha hecho, algunos aspectos.

Todo ello se vino abajo por las razones que todos hoy conocemos: la banca dejó de conceder créditos, y pasó de la opulencia a la usura, empezaron a desaparecer empresas que eran “de papel”, y con empresarios inexpertos y nerviosos al frente de ellas, que no aguantaron el primer envite. Empresarios de Bailén de larga tradición y abolengo que habían acudido a la financiación ajena, y que estaban hipotecados hasta las cuerdas vocales, que en cualquier situación normal hubieran afrontado los pagos sin ningún tipo de problemas, en la actual coyuntura, no pudieron hacer frente a los elevados pagos fraccionados de los préstamos cuando la venta es casi nula, teniendo que recurrir a los ahorros acumulados durante los años de bonanza, a la venta de activos de fácil liquidez, a recursos del entorno familiar, y a otros que cada cual supo improvisar a su manera y entendimiento. Resaltar que el cúmulo de propiedades inmuebles apiladas en los ejercicios precedentes, no les aliviaba de la crisis, pues al no existir liquidez en el mercado, amén de las espectativas de bajada de los precios de los inmuebles, y la incertidumbre económica, unida a la negativa de los bancos y cajas a conceder préstamos, o a financiar operaciones, incluso con garantías hipotecarias, no contaban con dinero contante y sonante con el que salvar el obstáculo temporal de la crisis en sus empresas, e incluso en sus propias economías familiares. Aquellos que pisaban la alfombra roja al entrar en las oficinas de tal o cual banco, ahora se encontraban con el clásico “vuelva usted mañana… que no estaremos”. Aquí podría aplicarse aquello que expresaba mi padre, también empresario y amante de los refranes, allá por los años 80 cuando sentenciaba: “los bancos en verano te dan el paraguas y en invierno te lo quitan”.

Esta situación ha generado infinidad de expedientes de regulación de empleo en nuestras empresas locales, los denominados con cierto temor “EREs”; o procedimientos concursales, lo que antes llamábamos “Suspensión de Pagos”; embargos, ejecución de hipotecas, y una modalidad nueva a la que se han apuntado la mayoría de las entidades bancarias y cajas de ahorro, cual es la negociación con el deudor para la devolución del bien -casa, vivienda, coche, apartamento- en condiciones de usura, como es el no recibir NUNCA la diferencia entre el valor de tasación y el valor de la deuda, sino la entrega absoluta del bien a cambio de la no ejecutoria del préstamo y por consiguiente aparecer en la lista de morosos. Esto que, aparentemente, tiene visos de ser un procedimiento más humanizado, y que evita conflictividad jurídica a ambas partes, no deja de ser otra artimaña del sistema financiero para hacerse con cierta masa patrimonial a cambio de una mínima deuda de la que ya habían cobrado una gran parte, incluidos intereses, aprovechándose de esta forma de la situación extrema de las familias, que ellos mismos habían provocado, primero con la concesión de altos créditos con escasas garantías, y segundo por el auto reventón del sistema financiero internacional y su negativa a refinanciar deudas.

Como fichas de dominó, las empresas de Bailén han ido cayendo una tras otra. Se da la paradoja de que hace escasamente dos años, a modo de ejemplo, contábamos con más de doce agencias inmobiliarias, dedicadas a la intermediación en la venta y alquileres de inmuebles, de las cuales apenas hoy perduran cuatro o cinco, y estas apenas sin actividad. Comercios textiles, que afloraron ante una alta demanda de consumismo, hoy cuelgan carteles de “SE VENDE” o “SE TRASPASA POR LIQUIDACIÓN”. Anuncios en locales céntricos de “SE ALQUILA” están a la orden del día. Aperturas pocas y cierres muchos, inclusive de locales de hostelería como bares, cafeterías, mesones, restaurantes, ¿quién lo diría hace apenas un año?

Pero es que a la maldad que se encierra tras de una crisis tan grave como la actual, en Bailén tenemos que sumarle los estragos de varias inundaciones, que han afectado a más de un negocio; o las fuertes lluvias de los meses de diciembre, enero y febrero, que han impedido a nuestros agricultores locales poder recoger la cosecha de la aceituna, y obtener cierta liquidez. No digo ya la desesperación de aquellos jornaleros que dependían de estos ínfimos jornales para subsistir, aunque solo fueran dos o tres meses.

Sí, tuvimos las obras del Plan “E”, pero esas, aunque supusieron un alivio para varias empresas, y un acicate para las Administraciones Locales, que pudieron culminar proyectos que estaban en el cajón del olvido, como El césped artificial del Campo de Fútbol 19 de Julio, o la renovación impersonal del Paseo de Las Palmeras y del Paseo, solamente fueron flor de varios meses, o como se suele decir en este pueblo: “pan para hoy y hambre para mañana”.

Ante todo este panorama, algunos empresarios de Bailén se preguntaban: ¿Y el Ayuntamiento qué hace para aliviar el problema? ¿Ha aprobado exenciones en los permisos de obras, o en las Licencias de Actividades, para las inversiones en establecimientos comerciales e industriales? ¿Ha invertido en proyectos de adecuación y urbanización de polígonos industriales en Bailén para diversificar el tejido industrial, de forma que en un futuro no nos veamos otra vez abocados a soportar tan graves crisis económicas? ¿Ha rebajado en los años de bonanza la deuda que mantenía el Ayuntamiento, o por el contrario, como sabemos, casi la ha duplicado, en un ejemplo de nefasta gestión económica? Eso no es lo peor, pues precisamente en este escenario de crisis nacional y local en particular, cientos de empresas, proveedores del Ayuntamiento, están sin cobrar sus servicios y facturación a este Organismo, generando un problema aún mayor. No hablamos ya de las Asociaciones Culturales o Deportivas, que seguimos esperando que se nos abonen los importes de las subvenciones aprobadas de los ejercicios 2008 y 2009, que también nos aboca a situaciones complicadas de tesorería.

En los mentideros locales se oyen voces, cada vez más fuerte, que coinciden en afirmar que Bailén no ha sabido aprovechar el excelente momento económico que vivía, y que gran culpa de ello la tiene el Ayuntamiento por varias razones: en primer lugar por no abanderar ningún proyecto, por andar a la deriva en cuanto a planteamiento económico de nuestra ciudad. Segundo, por haber paralizado toda la iniciativa pública, y además retrasar las iniciativas privadas, dejando interesantes proyectos en el olvido. Tercero, no haber defendido o negociado, como se quiera llamar, ante otras Administraciones Públicas, como son el Estado, la Junta de Andalucía, la propia Diputación Provincial y las Instituciones de la Unión Europea, los proyectos de futuro, permitiendo con alevosía y nocturnidad, que Bailén se fuera quedando atrás en la carrera del progreso, frente a otras poblaciones vecinas que han progresado en estos últimos ocho años muy por encima del nivel que lo ha hecho nuestro pueblo, caso de Mengíbar, de Linares, Andújar, Marmolejo o Úbeda; o de zonas más alejadas, como Martos, Cazorla, Alcalá la Real, Alcaudete o Porcuna, por citar algunas.

Muchos son los factores que han coincidido para que nos hayamos despegado -los mal pensados dirán despeñado- del resto de poblaciones vecinas, pero aún así sigo pensando que hay esperanza, y desde mi positivismo creo que lo peor de la crisis ha pasado -eso al menos quiero o queremos pensar-, que a partir de ahora debemos afrontarla con moderación y con método, no dejándonos caer en el abatimiento; exigiéndoles a nuestras Administraciones, comenzando por la local, que cumplan con su parte de responsabilidad, creando las infraestructuras adecuadas para que nuestras empresas puedan desarrollar sus actividades, mejorando la paupérrima red de caminos rurales, conservando mejor que hasta ahora las carreteras, que son vías de expansión, reduciendo el nivel impositivo a las empresas, aprobando exenciones para el tejido industrial, facilitándole suelo comercial e industrial a empresas de fuera que quieran instalarse en nuestro término municipal por razón de la excelente situación geográfica que poseemos, fomentando la cultura, el arte y el deporte, que es otra vía industrial que hemos olvidado por completo, y en la que muchos de nuestros jóvenes tienen puestas sus esperanzas de futuro.

Otros factores que deberán de considerar nuestros empresarios actuales y los futuros es que las empresas tienen sus ciclos económicos, que durante determinado tiempo se obtendrán buenos beneficios, pero que vendrán otros momentos en que tendremos que abrocharnos el cinturón y, con imaginación, sortear los escollos que se nos vayan presentando de continuo. Que no siempre el mayor perjudicado, que no el único, ha de ser el trabajador, pues este arrastra también tiene tras de sí sus responsabilidades y problemas familiares, y además forma parte de la cadena de consumo que no se ha de romper bajo ningún concepto, para que pueda seguir produciéndose los beneficios deseados. Además, deberemos de tener en cuenta, como empresarios, que existe una moral, no siempre escrita, a la hora de afrontar el pago a nuestros proveedores, pues cada día se aprecia más la dejadez y la desidia, por no decir fraude, que se produce en los compromisos de pago, solventado de forma penal con los alzamientos de bienes por parte de algunos empresarios sin escrúpulos que perjudican al resto de empresarios serios y honrados.

Por ello, ahora, en estos tiempos que nos han tocado vivir, se hace más necesario que nunca, obtener la formación adecuada que nos permita convertirnos en auténticos gestores de nuestros negocios, o lo que yo digo, en gestores de la riqueza de un pueblo. Hora es de que afloren los verdaderos emprendedores de los que siempre en Bailén hicimos gala, y recordarles a nuestros políticos locales, provinciales y nacionales que nos veremos muy pronto, en las próximas elecciones, frente al espejo de las urnas y los votos.


Por Manuel Nicolás Ozáez

¡VIVA ZAPATA!

EL SILLÓN DEL MORO


Por Manuel Ozáez

¡VIVA ZAPATA!

Jaime Zapata Máiquez me contaba hace algunos años, como si se tratara de un cuento, una de sus entretenidas anécdotas. Se refería a su época de Presidente del Manresa Football Club, actualmente denominado Centre d`Esports Manresa. Comentaba que en una eliminatoria de la Copa de la Generalitat que disputaron contra el todopoderoso Barcelona, C.F., el equipo de 3ª División Nacional logró doblegar al Barça, lo que le valió aparecer en la portada de un periódico deportivo catalán al día siguiente, bajo el título “VIVA ZAPATA”. A pesar de su reconocido amor por los colores azulgranas del Barça, él nos contaba a los sobrinos, con una mueca de orgullo, los pormenores de su etapa de presidente del modesto club de fútbol. Tendría que ser entre los años 1.984 a 1.986, en los cuales el Manresa llegó a tres finales, perdiendo una y consiguiendo el prestigioso título para sus vitrinas en dos de ellas. Aún hoy sigo buscando ese recorte de la prensa catalana.

A veces me sorprendo a mí mismo. ¿Qué hace un redomado madridista vertiendo ríos de tinta sobre la historia en blanco y negro del barcelonismo… y de sus gentes?

La razón es sencilla: nos ha dejado Jaime Zapata, Jaume para los que le tratábamos y a los que a la vez recibíamos su cariño. A pesar de que su sangre no corría por nuestras estrechas venas, existe -me vais a tolerar que os lo relate en presente- un vínculo superior que nos permitía tolerarnos y escucharnos en las espinosas cuestiones de la rivalidad deportiva, en los diferentes planteamientos políticos que cada cual, democráticos y convencidos, defendíamos, sin perjuicio de rectificar, al tiempo, de los errores que cometimos. Recuerdo como en más de una ocasión se confesaba votante de CIU pero a su vez anti independentista. Defendía más autonomía para Cataluña como modelo, pero sintiéndose español por los cuatro costados, convencido de su compatibilidad. Cuando lo conocí, cumplidos los sesenta años, me sorprendió su vitalidad, más aún su humanidad, a prueba de bromas, reveses de la vida y la distancia, que nunca fue olvido.

Hace apenas un mes, recién inaugurado el año 2.010, dijo adiós su corazón cansado, pero sin perder el rictus de su sonrisa ante los imprevistos y las eventualidades que le iba interponiendo la vida misma, aquella de la que él se afanaba en presentarnos en metáfora. En Bailén lo respetamos todos sus familiares y sus amigos, con los que convivió en perfecta y sincera armonía. Era, en esas largas temporadas de asueto, uno más entre nosotros: mientras compraba en la Papelería Perea el único ejemplar vendido en Bailén de LA VANGUARDIA, o paseando por las Palmeras saludando cortés a sus amigos y a los amigos de sus amigos, que eran una tonelada, o asistiendo a las escasas obras de teatro de la Casa de la Cultura: se había forjado, con su amabilidad, formas y sabiduría, un segundo hogar en Bailén, al que nunca renunció durante las últimas dos décadas.

Nos dejó en infinidad de casas el aroma de su pintura colgada en la pared: intensos colores que se desplegaban en el lienzo recorriendo las cicatrices de su larga vida, y que al final movía una mano inestable pero firme por los roturados campos de la tela. En la Sala de Exposiciones de la Casa de la Cultura de Bailén nos reunimos sus amigos y todos aquellos que lo queríamos, que para entonces eran ya al menos dos toneladas, y brindamos con cava catalán no por su arte, que también, sino por Jaime y su honrada humanidad. ¡Qué mejor epíteto -decía mi padre- que llamarte la gente honrado!

En su último viaje estuvimos con él, y con tía Fali, su compañera, todos los hermanos, desplazados desde Bailén hasta Barcelona, para rendirle un homenaje que de verdad merecía. No pudimos ni quisimos perdernos la oportunidad de mirarle por última vez a los ojos -apagados pero perpetuos- y, en silencio, sin apenas hacer ruido, recordar las tardes de verano en la piscina “del desguace”, las partidas de dominó, su pose mientras leía libros rotundos, las sesiones televisivas de fútbol, de balonmano, de baloncesto, tanto de su amado Barça como de cualquier otro club, incluida la selección española, a la que admiraba, te cuenten lo que te cuenten. O las tardes de tenis, disfrutando con los triunfos de su Rafa Nadal o antaño de Carlos Moyá. Y, en ocasiones provocándonos hasta vernos encendidos de tolerante pasión, hasta acabar envolviéndole, descuido imperdonable nuestro, con una bandera en la que aparecía el escudo y los colores del Real Madrid -no te preocupes Jaume, que no enseñaremos a tus nietos la traicionera foto que te robaron los paparazzi del desguace-.

Hoy todo son recuerdos, emocionantes experiencias, cruzadas con la tía Fali, a la que además de amor profesaba respeto, algo que admirábamos. Últimamente, en la que sus amigos ya rondaban las tres toneladas, hablábamos de la crisis, desde la distancia corta de quien ha sufrido al menos cinco crisis como empresario que fue -y sabemos que de éxito-, una dictadura, una viudez y cientos de paradojas que da la vida: “la vida, la vida que dura es, que mala, que mala, que mala es”… siempre una sonrisa.

Nunca pudo resistirse a devorar los contenidos de la revista Bailén Informativo con devoción cofrade, al igual que los del Programa de las Fiestas de Bailén de cada año. Por ello, yo tampoco he podido sustraerme a recordarlo, permanente, en las páginas centenarias del BAILÉN INFORMATIVO. Y aunque suene contradictorio en el momento, lo quiero despedir como al principio os proponía, al grito de ¡VIVA ZAPATA!

viernes, 26 de marzo de 2010

AL LIMÓN

Tómate tu tiempo
entre monjes y abadías,
llenas de la decadencia
y las penas mías.

Poniéndote un ejemplo
desnudando la letanía,
desterrando la obediencia,
del terror a la alegría.

Fulgores del pasado
entre cenizas y caricias,
hoguera apagada por olvido.
Avaricias consumidas
por caprichos del destino.

Y de las vueltas de la vida
se aprende con más tino
que las flores entre estiércol
más resplandecen con el tiempo.
Llévate las hojas
de los tristes versos
de los dibujos, de las cosas...

Despréndete de los besos
que son agua estancada, pozas
del manantial que está seco.

Mutílame los pétalos de la flor,
arráncame los brazos del cuerpo
y de la sonrisa, quítame la voz.

Pero recuerda mi cara
tras cruzar esa muralla,
amarga voz que me acorrala
en tus noches de batalla.

Rememora mi cuerpo en tus brazos,
recuerda mis besos en tu pecho
y dime adiós, dame un abrazo.
recuerda lo que hiciste y has hecho.
Principio y confines
de un largo trecho.


Por Miguel Angel Perea y May Olivares

Stmo Cristo de la Universidad de Córdoba


Sin lugar a dudas ya es una de las estampas más vistas y comentadas de esta Cuaresma de 2010: la nueva imagen del Stmo. Cristo de la Universidad de Córdoba, de la corporación de las Vísperas cordobesas.
La imagen, del autor sevillano Juan Manuel Miñarro, es un fiel retrato del Hombre de la Síndone, es decir, la Sabana Santa de Turín, y así presenta hasta el más recóndito detalle “realista” del Hombre de la Sabana Santa: la nariz partida, el hematoma en el pómulo, los abundantes regueros de sangre, las heridas de la flagelación, la sangre de un cuerpo vivo y muerto, coloraciones por el fallo del riego sanguíneo, corona de espinas muy profusa, casi como un casco, y hasta la cruz y el cartel con referencias históricas donde se insertan faltas de ortografía a propósito.

Sin lugar a dudas una representación plástica que no deja indiferente a nadie y que hace pensar si esa búsqueda exagerada de realismo es lo que necesita la imaginería de Pasión... porque esta imagen ¿podrá despertar la devoción y la oración o más bien el horror?

La polémica está en la calle y en los foros por lo que verdaderamente debe ser el arte religioso en escultura o imaginería.

Estos datos y otros muy interesantes pueden leerse en el que de verdad es uno de los mejores blogs con información "cofrade y semanasantera" de Bailén:

http://simplementecapillita.blogspot.com/

De Juan Pedro Lendínez, alias "er pelines"

¡Feliz Semana de Pasión y Muerte!

Artículo aparecido en COPE JAEN el 26/03/2010


CHORIZOS

Buenos días a todos y a todas. Voy a omitir, adrede, dar o sugerir nombre alguno. Seréis vosotros los que pongáis rostro a los personajes de este cuento que por cierto no lo es ni pretende serlo. ¿Estamos todos de acuerdo en que los chorizos deben estar sometidos, entre rejas? ¿Piensas, como yo, que el que la hace debe de pagarla?, ¿que la justicia debe recaer con todo su poderoso peso tanto sobre un navajero de tres al cuarto, que sobre un político corrupto, venga de la facción que venga? De un tiempo a esta parte asistimos abochornados al triste espectáculo de contemplar el paseíllo que alcaldes, concejales, presidentes, consejeros, asesores, diputados y macarrillas ejecutan por el frío mármol de los juzgados, ruborizados al comprobar que existen indicios más que probados de sus tropelías. No quiero, Dios me libre, ponerle rostro, y menos un concreto semblante, pues están las dependencias judiciales y carcelarias llenas de descuideros que al menor despiste te la juegan, o mejor decir, "nos la juegan a todos". ¡Como el dinero no es tuyo, como el dinero no es de nadie! Pues se equivocan, es tuyo, es mío, es nuestro, es vuestro, es de todos, y con él, y otro tanto que no se descubrió su paradero, podrían haberse construido escuelas y hospitales, carreteras o embalses, o, simplemente depositarlo en la cuenta anónima de una ONG, nunca en las arcas de los indeseables. ¡No! No quiero ponerle rostro, que cada cual le ponga el rostro de su bandido preferido, pero al final convengamos que en algo estamos los de aquí y los de allí de acuerdo, en que estos individuos, con corbatas y bien acicalados, con su culpa demostrada, donde mejor están es entre rejas, en la Celda 211, o peor aún, condenados al olvido.

Por Manolo Ozáez

miércoles, 24 de marzo de 2010

MANOLO OZÁEZ PREGONERO DE LA SEMANA SANTA DE GUARROMÁN



Nuestro redactor Manolo Ozáez será el encargado de pregonar los actos de la Semana Santa de nuestra vecina ciudad de Guarromán. El acto se realizará en la Casa de la Cultura de Guarromán el próximo viernes a las 20.00 horas.

Manuel Nicolás Ozáez es Graduado Social, delegado de MAPFRE para Bailén y Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Ha pertenecido como vocal al Pleno de la Cámara Oficial de Comercio de la provincia de Jaén, y durante siete años ha sido concejal electo en el Ayuntamiento de Bailén, asumiendo las Delegaciones de Hacienda, Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana, además de la de teniente de alcalde. Fue vicepresidente y socio fundador de ASECOB. Es secretario de la Asociación Histórico Cultural General Reding, dedicada a la Recreación Histórica, y Secretario de la Asociación Cultural Caecilia, colaborando con la revista BAILÉN INFORMATIVO desde el año 1.982. Tiene publicados varios libros de poesía y ciento de colaboraciones en la prensa provincial y en la radio.
Manuel nos ha adelantado que su pregón mezclará lo lírico, lo religioso y vivencias de su niñez relacionadas con la Semana Santa. También incluirá algunos apuntes de Historia local y algún guiño a nuestra localidad.

FELICIDADES

martes, 23 de marzo de 2010

La última chorrada que se ha puesto de moda

No seas el último en escuchar la canción del momento porque este tema está pegando muy fuerte en Internet. Si no lo escuchas hoy, lo escucharás mañana, y si no, pues pasado. Ha venido desde el pasado para dar la brasa durante un tiempo... trololololo lololo realmente pegadiza.....

domingo, 21 de marzo de 2010

¿Miraste fijamente a los ojos de las cabras?

El viernes me aventuré en sesión familiar, al completo, a las salas de Cine Europa, en Andújar, a la muy publicitada por Hollywood, "Los hombres que miraban fijamente a las cabras". Resultado de los comentarios a la salida: empate técnico. Es decir, a dos no les gustó absolutamente nada. A una regulín regular. Ni bien ni mal. Está bien, pero... Y a otros dos nos gustó. A mi en particular me encantó. Cierto es que me había documentado previamente e iba preparado para lo que me esperaba. Sabía que me iba a mover entre las cocinas y cacharros de lo absurdo. ¿Leisteis a Samuel Becker, el del teatro del absurdo en la primera parte del siglo XX? Pues algo parecido, salvando las distancias geográficas, temáticas, artísticas y temporales. Es decir, para aclararos. La película se desarrolla en el Irak ocupado de hoy, y no en la Europa de los años 20 o 30. En el caso de Becker es más intimista la temática, mientras que en "...las cabras" es más genérico. En ambos casos es un arte de denuncia a través de lo absurdo. ¡Que yo nunca he dicho que no sea absurdo!, incluso habrá quien salga diciendo, "¡vaya gilipollez". Es probable. U os gusta mucho, por lo que tiene de absurdo, rara, situaciones complejas, complicadas, previsibles en exceso o todo lo contrario. O no os gusta nada. A nadie suele dejar indiferete. Subrayo que a mí me ha encantado.
Y el elenco de actores, pues una pasada, comenzando por George Clooney, cada día mejor actor, el inglés -¿o era escocés?- Ewab McGregor, que al margen de La Guerra de las Galaxias y otros trabajos bastante cualificados, me sorprendió en un reportaje que ví en la Sexta, de un viaje que hizo en una moto BMW, junto a otros dos compañeros desde Europa hasta China -creo-, cruzando Rusia, y sobre todo la inhóspita Mongolia, que fue el capítulo que más me impresionó. No me imaginaba al McGregor sobre lomos de una motocicleta de gran cilindrada, de todo terreno, cruzando llanuras y montañas desérticas "buscándose la vida" y pasando penurias: todo un actor consagradode Hollywood, de ahí mi admiración. O el espectacular Jeff Bridges, que lo borda, como todos los papeles que encarna; el Kevin Spacey, del que no vamos a descubrir nada. Solamente apuntaré de él que dirige un teatro clásico en Inglaterra desde hace varios años, lo que dice mucho de su calidad artística al margen de los flashes y fotos de la Meca del Cine. O Stephen Lang, el general Dean en esta película y a su vez el Coronel Miles de Avatar. Otro "colgao" más del grupo.
Os aconsejo verla para opinar sobre ella. Os aseguro que no os dejará indiferentes. Me lo agradeceréis o me lo reprocharéis durante un tiempo, pero opinaréis a buen seguro.
por Manolo Ozáez

jueves, 18 de marzo de 2010

Más información sobre "Sexo Lógico", por favor.

En cuanto a la representación de "SEXO LÓGICO" un poquito más de información, por favor. Por cierto, he intentado enviar un correo a tetraeteatro@hotmail.com y me da problemas.

Más información para nuestros lectores, por favor.
_______________
Nota de la Redacción:

El correo electrónico estaba mal escrito, este es el auténtico: tetrae_teatro@hotmail.com

Artículo de COPE JAÉN del día 19 de marzo de 2.010


Buenos días. AMNISTÍA INTERNACIONAL reconoce a 71 presos de conciencia encarcelados en Cuba. Ayer clamaba en favor del juez Garzón y hoy clamo porque se haga justicia en la paradisíaca isla del Caribe, tan próxima geográficamente a la libertad y a la vez, su gente, tan lejos de ese sueño que les lleva a cruzar un mar infestado de peligros, por la ilusión, legítima, de una mejor vida al otro lado del océano. También hablo de Venezuela.

No tenemos que irnos tan lejos, también aquí en Euzkadi existen reductos donde no ha llegado la libertad, donde aún se vive con miedo, donde tienes que tragarte sin digerir las opiniones para así proteger a tu familia. O cruzando el Mediterráneo, en pleno desierto de la Hamada en Argelia, un pueblo, el saharaui, al que España dejamos tirado en la encrucijada, lleva viviendo 34 años en condiciones infrahumanas, sin agua potable, sin los alimentos básicos, sin su mar, sin el verde de sus campos, ocupados por Marruecos. Yo he estado allí y lo he vivido, junto con la alegría en el rostro de sus niños, y visto sufrir a un pueblo del que nos hemos olvidado por completo.

O más hacia el este, cruzando todo el continente africano, Israel sigue pisoteando al pueblo palestino bajo la distraída mirada complaciente de Estados Unidos y del resto de países con los que aquellos mantienen acuerdos comerciales. Alimentando el odio de millones de árabes que luego otras sociedades inocentes pagamos. Por eso, denuncio a los regímenes criminales de Cuba, de Israel, de Marruecos, y a los terroristas y dictadores del mundo, que aunque sin futuro, necesitan de la sangre de inocentes para su subsistencia.


Por Manolo Ozáez

Tetrae Teatro.



Tetrae Teatro apuesta fuerte. En su afán por buscar nuevos formatos que acerquen el teatro al público decide poner en marcha su particular "Teatro Doméstico". La premisa es sencilla, elegimos un espacio no convencional (llámese Salón) de una casa cualquiera, colocamos cojines, invitamos a un grupo reducido de espectadores, y a cambio de la voluntad (fuera de precios establecidos), les ofrecemos representar "Sexo_lógico" a apenas un palmo de ustedes. No hemos inventado nada, somos concientes de ello, pero sinceramente, ¿se lo van a perder?

Las primeras funciones tendrán lugar en Bailén, ya tenemos el espacio, y se desarrollarán durante el mes de abril. Si quieres ser uno de los primeros afortunados. Manda un mail con tus datos personales a nuestro correo tetrae_teatro@hotmail.com. Indicando en el Asunto: Teatro Doméstico.

Os esperamos.

Anoche se proyectó El gabinete del Doctor Caligari.


Ayer se proyectó en la Casa de la Cultura de Bailén la película expresionista alemana El gabinete del Doctor Caligari.
Esta actividad forma parte del Cineforum puesto en marcha por el Centro Guadalinfo y la Concejalía de Cultura.

La semana que viene Diego Ortega dirigirá a partir de las 21.00 horas el coloquio sobre la película. Si alguien quiere ver la película, y ayer no pudo asistir a la proyección, puede pinchar sobre el título-hipervínculo (con ebotón derecho para no abandonar esta magnífica web) y la puede ver a través del video youtube. Recomendamos verla a oscuras y con ganas de pasar un poco de miedo. Recordemos que es un film alemán de 1920, en blanco y negro y además de que es un film mudo. Si aún así tenéis ganas de verla no os arrepentiréis...aún así es un peliculón, os lo aseguro.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Arte a cañonazos

Estimado Manolo:

Si quieres y no tienes ningún proyecto en mente, si estás aburrido y no sabes que hacer, te propongo una idea que pude resultar una actividad increíble. Se trata de plagiar la idea de hacer arte a cañonazos, esto que he fotografiado del diario La Vanguardia en su edición de ayer, pero en vez de hacer la exposición en el Guggenheim traérnosla al Museo de la Batalla de Bailén.

Ya sabes, hacemos un diseño original, nos llevamos el cañón de la Asociación Reding y le sacamos la pólvora al Ayuntamiento de Bailén, por una propuesta vanguardista y de arte contemporáneo, sólo representada en Bilbao y ciudades igual de cosmopolitas.

Eso sí, el arte moderno necesita una buen título, ¿qué podríamos decir? Ah sí, ya sé, montaríamos la exposición en la planta baja, esa que lleva tanto tiempo inundada y la llamaríamos Fuego y Agua. Contrastes. La gente tendría que entrar con botas katiuskas y con tapones en los oídos para que no se quedaran "atronaos". Luego tendríamos que justificarlo: la exposición Agua y Fuego resalta en el contraste de estos elementos de la naturaleza la fuerza creativa del ser humano y la fuerza destructiva de la naturaleza........

lunes, 15 de marzo de 2010

TOKIO BLUES

He acabado con la lectura de la novela "Tokio Blues (Norwegian Wood), del escritor japonés Haruki Murakami -no penséis que lo he escrito sin mirar la portada del libro-. Ambientada entre los años 1.967 a 1.971, narra la intrahistoria de un adolescente universitario, de provincias, en la gran metrópoli que era y es Tokio. Sus relaciones de afecto, amor y sexo principalmente. Sin destacar demasiado el periplo estudiantil, salvo aquello que pueda relacionarse con sus vivencias de joven. Aparentemente, el protagonista es el alter ego del autor de la novela en aquellas época. En el ambiente y clima de la novela, subyace un nihilismo propio de la juventud de aquel momento, que no era necesariamente autóctono de Japón, sino que se daba en cualquier civilizado del mundo -recuerden el mayo del 68 francés o las revueltas estudiantiles contra la intervención de Estados Unidos en la guerra del Vietnam, o la contrarevolución de Praga, por citar algunos ejemplos-, y que llevó a la juventud nipona a tomar trágicas decisiones en sus vidas, que es el sustento fundamental del libro, el eje sobre el que gira. Describe con detalle cuestiones por otra parte nimias, sin excesiva importancia, tal vez por ensalzar la vaciedad de la vida de un joven en aquellos momentos, en los que hasta el sexo se convertía en algo anecdótico por la importancia determinada que le concede el autor.
Esta novela es una de las próximas que comentará el grupo "Tinta de Limón" en reuniones venideras. Yo me adelanto, pues en cualquier momento Tato me llamará para que le devuelva el libro prestado por la Administración autonómica.
Aconsejo su lectura, pues no es frecuente que los europeos, y los españoles en particular, nos acerquemos a la literatura japonesa, por otra parte tan rica en autores y prestigio, aunque desconocida en general para nosotros.
por Manolo Ozáez

viernes, 12 de marzo de 2010

Abel Moreno, de nuevo en Bailén.


Mañana sábado visitará Bailén el director y musicólogo Abel Moreno Gómez.Dará un conferencia (sólo para inscritos) y después un concierto (20:30) con la Banda Municipal. No se lo pierdan. Compositor de numerosas marchas militares, pasdobles y de Semana Santa, este compositor onubense dirigirá mañana la Banda Municipal.
Para mí la más extraordinaria y vibrante creación musical de Semana Santa "La madrugá", está compuesta por este musicólogo que ya nos acompañó en los actos del Bicentenario.

Por aquel entonces ofreció el famoso concierto de la calle Real, dejando muy buen sabor de boca para todo el público presente.
Uno de los momentos culminantes de la Semana Santa bailenense en cuanto a sentimiento y esplendor es la subida de la Virgen de los Dolores por la calle Silera con el inmejorable marco rítmico de esta marcha para palio.



También se ha utilizado en la famosa banda sonora del Capitán Alatriste (en la escena de la batalla final) aunque para mi gusto la marcha va mejor con la Semana Santa que con Viggo Mortenssen y los del Tercio Español de Flandes:

ACTOS DE ABRIL EN HONOR A REDING

jueves, 11 de marzo de 2010

TRON 3D

Disfrutad del segundo trailer de otra de las películas más esperadas de la Historia. Tron 2. Está en inglés y aunque destripa un poco el argumento de la película, el hecho de ver al protagonista veinte años más viejo...mola y más después de su oscar.

miércoles, 10 de marzo de 2010

EL CONSEJO LOCAL DE LA JUVENTUD ORGANIZA EL I TORNEO LOCAL DE PÓQUER PARA JÓVENES

El Consejo Local de la Juventud de Bailén y la Delegación de Juventud del Ayuntamiento convocan a l@s jóvenes a participar en el I Torneo Local de Póquer para Jóvenes, juego muy extendido entre la juventud de nuestro pueblo en la actualidad. Se utilizará la modalidad “Hold’ em”, consistente en el juego con dos cartas privadas por jugador y tres descubiertas comunes para todos.

En esta primera edición podrán participar sólo jóvenes censado y residentes en Bailén, con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años debiendo realizar la inscripción en la Casa de la Juventud. El plazo está abierto hasta las 21:00 horas del día 16 de marzo. Las inscripciones son gratuitas. En principio, el torneo está pensado para que compita un máximo de 64 jugador@s, salvo que el número de solicitudes de participación se desborde, en cuyo caso se estudiará la posibilidad de ampliar este número. Por lo tanto, se tendrá en cuenta el orden de inscripción.

Las partidas se jugarán en la propia Casa de la Juventud en la tarde de los sábados, estando prevista la final para el día 17 de abril.

Los premios establecidos son: cien euros para quien se proclame ganador/a y un kit de póquer para el/la segund@ clasificad@.

Las bases y las reglas de juego se pueden consultar en la dirección electrónica www.bailenjoven.com.

3ª PARTE. Comentario de Anónimo en el blog. País de Locos

3 parte:¿Por qué nuestro presidente no se ha reunido primero con las fuerzas sindicales y con propuestas honrosas?, ¿A caso la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de este país no somos trabajadores? ¿Quién dice ahora que la clase obrera no existe?, ¿Son los directivos y empresarios los que están engordando las colas del paro?, ¿Son los trabajadores quienes están aumentando su cuenta de beneficios en plena crisis o son el Banco Santander, Telefónica, Repsol y buena parte del IBEX 35?, ¿Quiénes son los que acuden a un comedor social?...La realidad social exige un cambio y debe ser profundo y debe venir por la izquierda. El comunismo no ha muerto aunque ha estado enfermo por sus propios errores y porque también ha perdido batallas. El diagnóstico marxista de la situación actual no admite equívocos y devuelve al primer plano el protagonismo que, por derecho, corresponde a los trabajadores. Y quienes ven en esta afirmación demagogia es que están del otro lado.No podemos ni tolerar esta política ni resignarnos a un paro estructural y mucho menos a mendigar subsidios de miseria, debemos protagonizar la fuerza del cambio y de un nuevo modelo económico. Nadie se ha preguntado qué pintan los trabajadores en una fábrica, qué verdadero papel juegan, qué decisiones toman. Las empresas crecen y enriquecen a los mismos con la fuerza del trabajo, con los bajos salarios, con la mínima protección y con ninguna participación de sus plantillas.Es hora de salir a la calle y decirle al vecino que se levante de la siesta que hay mucho que hacer y más por recorrer.

Comentario de "Anónimo" en País de Locos. 2ª PARTE

2)Parte:Hace unos días la Vicepresidenta Económica, Elena Salgado, y parte de su equipo de tecnócratas realizaron una gira por Europa y lo curioso fue que no se reunieron con sus colegas o representantes de los gobiernos. Acudieron a tranquilizar a los “brokers” y a las consultorías y generadoras de opinión y orientación de los mercados que son, como es sabido, sectores asalvajados del capitalismo más rancio y retrógrado. Son ellos y no otros quienes están marcando la pauta de los ajustes y quienes dictan la plana de lo que hay que hacer y cómo gobernar. La Unión Europea y sus satélites se están limitando a obedecer sin rechistar.En la Economía, en mayúsculas y en minúsculas, no hay democracia. Mandan quienes mandan y no hay lugar a la discrepancia, a la participación y, mucho menos, a la decisión. Sin democracia económica no hay democracia política ni social. Cosa distinta es como se le quiera vestir, hay un esmerado “equipo de efectos especiales” que hacen de las reuniones al más alto nivel un conclave de expertos dispuestos a sacarnos las castañas del fuego y nos llenan los periódicos con promesas de “brotes verdes”, “luces al final del túnel”, y “sueños de pleno empleo”. No son más que más mentiras que serán sustituidas por nuevas mentiras.Buena parte de los gobiernos occidentales europeos se reclaman para sí el llamado “centro político” y el ámbito de la “socialdemocracia” pero las diferencias con las opciones políticas más conservadoras y apólogas del neoliberalismo son mínimas, por no decir que inapreciables. Todos son gestores del sistema capitalista, todos han alimentado el “boom” del ladrillo, absolutamente todos han “rescatado” al sistema financiero y todos dejan que el agua les llegue al cuello a sus trabajadores.continuación...

Comentario de "Anónimo" en nuestro blog. Respetamos su texto íntegro. LLAMÉMOSLE 1ª PARTE

El centro no existe, la socialdemocracia tampoco.PPSOE.
El modelo occidental de democracia representativa hace aguas y las instituciones europeas también. La crisis financiera y especulativa ha terminado por desenmascarar el verdadero rostro de quienes efectivamente dirigen y rigen nuestros destinos.Patético es el menor calificativo que puede otorgarse a la mojigatería gubernamental a la que estamos asistiendo en España y en el resto de Europa. Ante la brutal embestida de los “mercados libres” y su maniqueas operaciones especulativas, los gobiernos responden respaldando sus sistemas financieros e insuflando indecentes cantidades económicas que han salido de gran granero que llenan las clases trabajadoras y medias vía impuestos directos e indirectos. Queda por ver quién, cómo y cuándo se devolverá ese dinero a las arcas públicas, aunque mucho me temo que estamos ante un auténtico expolio.continuación...

Anónimo nos deja en el blog el siguiente comentario. Aclarar únicamente que hemos corregido la caligrafía del texto, sólo y exclusivamente eso.

QUIERO MANIFESTAR MIS QUEJAS A LOS DOS SEÑORES ALCALDES QUE TENIAN QUE DARLE VERGUENZA DE QUE ESTE PUEBLO QUE ERA UNO DE LOS PUEBLOS MAS RICOS DE LA PROVINCIA SEA EL PUEBLO QUE TIENE MAS RUINA DE ESPAÑA Y ESO TENEMOS QUE AGRADECERSELO MUCHA PARTE DE CULPA A ESTOS SEÑORES QUE MANDAN EN ESTE AYUNTAMIENTO QUE LO UNICO QUE LES HA PREUCUPADO ES LAS BATALLITAS Y PONERSE MUCHAS MEDALLAS

Del Bailén del misterio.

Hace poco leí en el blog de José María Cantarero: http://elcotanillo.blogspot.com el relato misterioso y descripción fantástica que hace un viajero llamado Mario Roso de Luna de Bailén y su comarca (Baños de la Encina...) De Mario Roso de Luna no quiero hacer ningún comentario aún, su biografía en la "wikipedia" ya nos descubre qué tipo de personaje describe lo que a continuación vamos a leer. Si quisiera pedirles que disfruten de la magia y del misterio de nuestras tierras, de nuestra comarca, sin darle mayor importancia a las cosas que aquí se van a narrar. Además de contar la Historia de Bailén, los aficionados a las letras deberíamos preocuparnos de nuestras leyendas, de nuestro folclore y de nuestro rico patrimonio oral, poco o nada estudiado excepto por nuestro actual concejal de cultura en su excelente libro o de nuestro colaborador y amigo Manolo Ozáez en Bailén Informativo.

Cuando vean la Nave del Misterio capitaneada por Iker Jiménez (cuarto milenio) en nuestra tierras preguntando por extraños piqueros o nazarenos de debajo de las montañas no se extrañen en absoluto.

....A José María Cantarero "pedirle perdón" por cortarle y pegarle (o plagiarle el artículo o la referencia a la “Enciclopedia de las Maravillas”, en su tomo II, denominado “De gentes del otro Mundo” escrito por Mario Roso de Luna en 1917. Gracias a él y a su amiga Estrella...)

“Enciclopedia de las Maravillas”

"… Los tres incidentes relatados me hicieron temer que aquellos parajes no estuviesen demasiado bien frecuentados por gentes del astral, y a paso más que ligero al pueblo en unión de varios labriegos y cazadores, a quienes pedimos informes acerca de las repetidas Cuevas de Lituergo, que, por lo visto, eran completamente desconocidas en la comarca. En cambio, nos hablaron con cierto misterio de las llamadas Salas de Galiarda.

Por lo que nos manifestaron nuestros acompañantes, parece ser que en plena Sierra Morena, a siete leguas de Andújar, existe el palacio encantado de un rey, en la cima de la montaña. Inútiles han sido siempre las tentativas hechas por algunos atrevidos para penetrar en las Salas de Galiarda o del Palacio dicho, pues, aunque hay escaleras para bajar, sobreviene de improviso un vientecillo traidor que hiela la sangre y apaga cuantas lámparas se lleven, ¡incluso las eléctricas!; tan es así, que uno de nuestros informantes dijo había bajado seis tramos de escaleras. El hostelero, que era un guardia civil retirado y persona muy honrada, no pudo bajar más de dos tramos por la causa dicha. Otros dos circunstantes, en cambio, nos manifestaron que se puede entrar; pero que hay un lago subterráneo que corta el paso, aunque todavía deja ver al otro lado una puerta de hierro que parece ocultar algo detrás. Tiénese por todos como empresa de locos el tanto de forzar el paso, y no falta por allí la consabida gallina de los huevos de oro, con sus polluelos.

No hay que añadir si se nos pondrían los dientes largos al escuchar tales maravillas. Partimos, pues, en el primer tren al otro día, a las tres de la madrugada, con nuestro arsenal de máquinas fotográficas, brújula, gemelos, lupa, acumuladores y reflectores eléctricos, etc., etc., ávidos de visitar un palacio encantado en pleno siglo XX. Era aquella la Noche de Difuntos, en la que el triste y árido paisaje parecía estar a tono con las zozobras e inquietudes de nuestro ánimo…

A los 12 kilómetros de carretera entramos por una vereda imposible: más bien un torrente. Por terreno granítico, cada vez más abrupto, terminamos de recorrer los 25 kilómetros que separan a Andújar de aquella Sierra, hasta topar con la Casa de la Nava, en plena montaña. Allí nos salieron al paso un hombre y una mujer, al parecer labriegos. Ésta desapareció pronto, y aquél se prestó a servirnos de guía. Díjonos que estaba por aquellos sitios porque había venido desde Bailén para cazar pajarillos, cosa estupenda dado lo desiertos y desolados que eran semejantes parajes y la distancia a que Bailén se encuentra. A más no le podimos ver escopeta, trampas ni redes de clase alguna.

Érase nuestro guía, el pajarero, un anciano como de sesenta años, enjuto, nervudo y de larga caballera plateada (semejante anciano de blanca barba nos recuerda el consabido anciano jina de la narración andina que va al principio de este libro; esotro anciano que hizo las revelaciones estampadas en el capítulo de los Tuatha de Danand, acerca de los galos, y tantos otros, en fin, como tienen siempre las leyendas de todos los países). Apenas comenzamos a interrogarle, nos dejó estupefactos por lo sensacional de sus revelaciones. Procuraré reproducir su larga perorata, jurándole, por lo más sagrado, que mi fantasía no añade a la realidad ni un solo concepto, antes bien olvidaré quizá no pocos.

- Estas montañas que aquí veis son el Or de Caravajal, y en todas ellas han existido castillos de los Penitentes Mudos. Ellos son anteriores a moros y romanos, y a todo cuanto digan de que las cosas que aquí existen fueron obras de estas razas, es una completa falsedad. Los Penitentes Mudos construyeron numerosos castillos en época anterior al Diluvio, y como éste no fue universal, como creen las gentes, hubo parte de los habitantes de la región que se inundó, que sobrevivieron, entre ellos los que emigraron hacia Castilla y los que permanecieron en las montañas de Marruecos y otras de África…

¡yo sé de estas cosas mucho más que ustedes!

- No lo dudo –exclamamos maravillados.

- Yo se bien -continuó el extraño guía- que Nazareth está muy cerca de aquí y que Belén es el pueblo donde vivo, y que por corrupción se llama Bailén, como Linares es Liñares y Jaén es otra cosa. No hay que buscar muy lejos el origen de los gitanos, pues son los que mejor han conservado el aspecto de la raza que primeramente vivió en estas montañas…

-Pero -exclamé-, ¿cómo sabe usted estas cosas, quién ha podido enseñárselas?

- Yo he aprendido mucho rodando por el mundo. He estado en muchos hospitales y he aprendido la Biblia de memoria. Además, los señores que aquí residían, los Penitentes Mudos, me enseñaron que a Cristo se le crucifica todos los días, y que tanto él como Pilatos podría decirse en cierto sentido que también vivieron en Andalucía; Jesús fue nazareno, es decir, de la hermandad de los Penitentes Mudos, que desde entonces se llamaron Nazarenos y residían en estas montañas. Por las enseñanzas suyas sé que no existe gloria ni infierno, sino que el que aquí la hace aquí la paga; pero el alma es inmortal y va pasando de un cuerpo a otro para mejorarse.

Al oír todo aquello, mi compañero y yo nos miramos sin saber a qué atenernos respecto a nuestro guía. ¿Era él un hombre vulgar que sólo repetía lo oído a otros, o algún emisario de los Señores aquéllos de Sierra Morena, un jina, un espíritu de las montañas aquellas? El guía continuó, tras breve descanso:

- Después del Diluvio, los Nazarenos viven en el interior de las montañas, dejando que sus antiguos castillos, cuyos restos aún se ven, cayesen en ruinas. Ya vivían ocultos durante la dominación romana y árabe, pero dejaron entrar a Isabel la Católica, quien para ello tuvo que dejar toda su hueste en el llano y penetrar sola en aquellas profundidades. Desde entonces quedó asegurada la Reconquista.

Mientras así hablaba el extraño personaje, vino inopinadamente a mi memoria el recuerdo de la batalla de Bailén contra los franceses invasores, en la que se cuenta de que unos piqueros desconocidos -allí donde nunca hubo piqueros- dieron aquella célebre carga que decidió el éxito de la batalla y con ella puso fin a la dominación napoleónica en España.

- Entonces -interrogué a mi guía-, ¿existen todavía por estas montañas los Nazarenos, o, al menos, conoce usted en estos alrededores algunas personas que se dediquen a hacer el bien por el bien entre sus semejantes, ya retirados, ya viviendo en Fraternidad o comunidad monástica?

- ¡No sé nada! -me respondió secamente el guía, cortando de plano su anterior peroración, cual si no le hubiese agradado poco ni mucho la pregunta.

Disimulé, pues, y después de varios circunloquios pregunté de nuevo al guía acerca de las Salas Galiarda.

- Existe, -respondióme- una famosa piedra que se llama la piedra letrera, con escritura que nadie ha podido entender. Quien la levante, se dice que hallará el tesoro. Yo vi la piedra cuando era joven, pero cuando volví para levantarla ya no pude dar con ella y es que esa piedra encantada, cuando se encuentra, no se encuentra más que una vez. Por eso, por la cabeza de toro que allí verá en la piedra, se dice quien corte la cabeza al toro, éste hallará el tesoro.

- ¡Vamos! -exclamé ya fuera de mi, de pura curiosidad como me dominaba, y, sin pérdida de tiempo, comenzamos a andar las dos buenas leguas que aún nos separaban de la enhiesta montaña en cuya cumbre esperaba encontrar la solución al enigma.

Para reponer nuestras fuerzas hicimos un alto en la marcha en un pradezuelo rodeado de pelados picachos, en los que vi verdaderas obras de cíclopes y pronto tropezamos con un admirable dolmen, del que hicimos fotografías. Cruzamos luego por un peligroso lugar, guarida de jabalíes. Todos, bajo aquel sol de justicia, apenas si podíamos ya caminar, pero nuestro anciano guía saltaba de risco en risco como una cabra, hasta que le perdimos de vista.

Ascendimos, no sé como, a un derruido recinto, especie de fortaleza ciclópea, y allí tratamos de buscar la entrada de las dichosas Salas de Galiarda, pero era imposible hallar hueco alguno practicable y, para mayor contrariedad, nuestro extraño guía había desaparecido. Por fin, pudimos volverle a encontrar en otro picacho de más arriba, entre grandes sillares de granito asentados unos sobre otros sin argamasa alguna. Vimos allí también arcos dibujando entradas a galerías y pozos cegados e impracticables..."

Extraído de:


De nuevo debo pedir perdón a José María Cantarero por fusilarle su artículo.